Noticia :: Trucos para mejorar la recuperación muscular mientras dormimos

 

Resumen

Los entrenamientos, sean al nivel que sean, provocan un estrés en el organismo del que solo se puede recuperar mediante un buen descanso. Hay pequeños trucos que pueden hacernos mejorar la recuperación, pequeños hábitos que nos ayudarán a descansar mejor y a que nuestros músculos se aprovechen de los nutrientes correctos para recuperar y reforzar su estructura y así estar listos para un nuevo entrenamiento al día siguiente.
 

Descripción

Los entrenamientos, sean al nivel que sean, provocan un estrés en el organismo del que solo se puede recuperar mediante un buen descanso. Hay pequeños trucos que pueden hacernos mejorar la recuperación, pequeños hábitos que nos ayudarán a descansar mejor y a que nuestros músculos se aprovechen de los nutrientes correctos para recuperar y reforzar su estructura y así estar listos para un nuevo entrenamiento al día siguiente.

El primer punto y casi el más importante es atender a la calidad de tu colchón. Si usamos un colchón viejo y poco ergonómico, además de fastidiarnos la espalda, seremos más propensos a despertarnos a media noche interrumpiendo las fases del sueño y el descanso. Un buen colchón es el primer escalón de la pirámide del descanso.

La dieta o alimentos que tomamos antes de irnos a dormir también influye. Hay que tener en cuenta que durante el sueño es donde se va a producir la etapa anabólica y de recuperación de estructuras, por tanto el organismo debe disponer de buenos nutrientes para esto. La última comida del día debe ser rica en proteínas de alto valor biológico y procurar que los carbohidratos sean de bajo índice glucémico, es decir, pasar de los azúcares. Con esta medida los músculos recuperan sus estructuras a base de los correctos aminoácidos y también se recuperan los depósitos de energía llenándolos poco a poco.

Si solemos entrenar por la noche en ocasiones puede costar trabajo conciliar el sueño debido al estrés. Es importante irse a la cama con los músculos relajados y esto lo podemos conseguir con una buena ducha de agua caliente o de contraste y ligeros estiramientos. También sirve un masaje, pero como es lógico requeriremos de ayuda.

 

Otro pequeño truco sobre todo si el entrenamiento ha incluido trabajo de piernas es dormir con las piernas ligeramente elevadas, así facilitamos el retorno venoso y por tanto la limpieza de los músculos. Es tan fácil como poner un par de cojines debajo del colchón en la zona de los pies. Sobre todo para personas con piernas largas o problemas circulatorios esta medida va a ser importante.

Clubes y Gimnasios: Obligado 1383 of. 1001 - Tel./Fax: 2709 0271

Montevideo / Uruguay - Copyright © ClubesyGimnasios.com.uy